lunes, 10 de septiembre de 2018

mi corazón no me basta. 
en la noche siento que mi corazón, 
atrofiado congénitamente, no me basta.

mi corazón es pequeño, una habitación de hostal sin aseo,
de paredes angulares, estucadas, viejas. siento que las vibraciones 
ponen en peligro la estructura de la fachada. siento que las vibraciones 
comprometen la integridad del edificio. siento que las palpitaciones
se perdieron en un latir acuático, lánguido, inútil.

mi corazón es pequeño pero el temblor es inmenso, 
y me lleva como una ola silenciosa, de esas que contienen un peligro
animal, intuitivo. 

mi corazón no me basta y ya sólo me queda
escupir la bilis, escupir los ganglios
que constriñen mi cuello 
                                                cada día.

sábado, 1 de septiembre de 2018

tu cerebro es tan frágil
tu cordura es tan frágil

toda tu identidad es tan frágil, amor,
que no lo puedes ver.

de lirios
llenaré mi jardín
cuando te encuentre,
en aquel cruce
sin señalizar.

domingo, 26 de agosto de 2018

sintaxis

 a mi amiga Georgina


soy sintaxis, 
soy estructura, 
soy esos fonemas que, juntos,
rompen contra el mar.

soy todo eso:
palabras vulgares,
palabras cotidianas,
palabras con erres,
vocales abiertas, 
castellanas,
catalanas, 
gallegas.

soy sintaxis y solamente
descanso cuando encuentro
el significante que me llena,
la aguja que perfora quirúrgicamente,
sin derramar una sola gota de sangre. 

por eso hoy, cuando siento el temblor en la tierra,
me recuerdo que soy sintaxis, 
soy estructura, soy esos fonemas que, juntos,
rompen como el viento contra los árboles.
soy todo eso y nada más.

viernes, 24 de agosto de 2018

dos herejes con un cuarto propio

para mi madre, 
que me guía y me divierte


vivo para almacenar recuerdos preciosos.
vivo para grabar en mi memoria imágenes, placeres y sensaciones.
no necesito más.

el 8 de agosto de 2018 será el día
en el que nos bañamos en la piscina y empezó a llover.
nadamos con alegría como un par de brujas que acababan de
conjurar sobre las nubes. nadamos como un par de brujas felices,
mi madre y yo. fuimos dos herejes con un cuarto propio.

la grieta que no fue. enero 2018.

1

Intento construir esta vida al margen de los hombres
violentos. Son un accesorio satélite,
una piedra que, de vez en cuando,
se cuela en el calzado.

2

Revisar el pasado, remover la bilis estancada:
todo, para comprobar en qué me
fallé y fallé a las mías.

Reescribir el mito de la fuerza y del poder.
Reescribir para eliminar de la piel
todas las tendencias azules.

Reescribir para poder decidir.

3

Yo no fui mi primer amor,
pero sí, el verdadero.

domingo, 29 de julio de 2018

julianne moore

yo quise ser pelirroja por julianne moore.
porque quería apropiarme de su belleza tranquila,
de su mirada serena, de su calma, su equilibrio. yo, que
no la conozco de nada, me hice pelirroja, un poco,
por todo eso.

no funcionó.

pero ahora el fuego vive conmigo
y me siento en casa; tengo que dar 
menos explicaciones.