jueves, 24 de enero de 2019

Ceci n'est pas un poème

hace poco que lo sé y me horroriza, aunque me horroriza más no haberlo visto hasta ahora con claridad. hay una pequeña parte de mí, minúscula, que cree que los hombres son mejores que las mujeres. es una parte recóndita, escondida en la esquina de alguna célula. es una parte que duda de nuestro poder, de nuestra resiliencia, de nuestra cordura, de nuestro derecho a pisar la tierra, a poseer nuestro cuerpo y nuestra voluntad. hasta ahí llega el veneno, en dosis pequeñas, dosis constantes desde el nacimiento. 

me da miedo decirlo, me da miedo escribirlo pero lo hago para tomar conciencia. no es una parte racional, tampoco instintiva. es una parte intoxicada, moldeada por otros, por los que mantienen el poder. hace poco que lo sé y ahora entiendo mejor cada violencia, cada desprecio. el horror. algunos tejidos están dañados para siempre, son irrecuperables. 

otros no y, por esos, 
yo vivo y espero. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario