domingo, 30 de septiembre de 2018

septiembre 2018

no me apetece.
no me apetece.
no me apetece.

borro, guardo en cajas, borro,
me quedo con pocas cosas, 
con pocas fotos, con lo justo para sentir
que no he perdido el tiempo
otra vez. 

miércoles, 26 de septiembre de 2018

esta genética, de ojos caídos, 
me hace triste en la sonrisa, en la tranquilidad. 
me hace triste y me separa de las emociones de los otros.

esta genética, de ojos caídos,
hace que nunca me reconozca en las fotografías,
en algunos espejos, en muchas palabras.

lunes, 10 de septiembre de 2018

mi corazón no me basta. 
en la noche siento que mi corazón, 
atrofiado congénitamente, no me basta.

mi corazón es pequeño, una habitación de hostal sin aseo,
de paredes angulares, estucadas, viejas. siento que las vibraciones 
ponen en peligro la estructura de la fachada. siento que las vibraciones 
comprometen la integridad del edificio. siento que las palpitaciones
se perdieron en un latir acuático, lánguido, inútil.

mi corazón es pequeño pero el temblor es inmenso, 
y me lleva como una ola silenciosa, de esas que contienen un peligro
animal, intuitivo. 

mi corazón no me basta y ya sólo me queda
escupir la bilis, escupir los ganglios
que constriñen mi cuello 
                                                cada día.

sábado, 1 de septiembre de 2018

tu cerebro es tan frágil
tu cordura es tan frágil

toda tu identidad es tan frágil, amor,
que no lo puedes ver.

de lirios
llenaré mi jardín
cuando te encuentre,
en aquel cruce
sin señalizar.