viernes, 24 de agosto de 2018

dos herejes con un cuarto propio

para mi madre, 
que me guía y me divierte


vivo para almacenar recuerdos preciosos.
vivo para grabar en mi memoria imágenes, placeres y sensaciones.
no necesito más.

el 8 de agosto de 2018 será el día
en el que nos bañamos en la piscina y empezó a llover.
nadamos con alegría como un par de brujas que acababan de
conjurar sobre las nubes. nadamos como un par de brujas felices,
mi madre y yo. fuimos dos herejes con un cuarto propio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario