miércoles, 17 de enero de 2018

cri cri



Cuando se hundieron las formas puras
bajo el cri cri de las margaritas,
comprendí que me habían asesinado.
F. G. Lorca


Lo cierto es que nunca estuve aquí y
por eso no podréis encontrarme,
encender una velita para guiar mi espíritu.
Nunca caminé estas calles,
ni lloré silenciosa. 

Quizás me asesinaron.
Quizás nunca nadie tuvo la oportunidad.

Ahora sólo sé que
las margaritas nunca hicieron cri cri
en este mundo impuro.
Mis huesos fueron siempre polvo,
mis dientes fueron siempre polvo,
cada célula fue siempre polvo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario