miércoles, 25 de octubre de 2017

La brisca y el dragón

I bet that you look good on the dance floor
I don't know if your looking for romance or
I don't know what you're looking for
Alex Turner


Atravesó bosques, murallas, delirios,
pasó hambre, sed; superó el dolor de los huesos,
los músculos quebrados.
Ella, cabello platino, presa en la torre más alta,
le esperaba para poder empezar
el resto de sus vidas, comer perdices, 
quizás algo de sushi medieval.
A pie, a caballo, a rastras,
por más de 7 principados.
Frío, lluvia, roedores y sus rabias.
Leones, tigres, algún demonio,
se cruzaron en su camino.
Le costó horrores superar la fiebre,
las ganas de abandonar.
5 meses a la intemperie pero 

el cielo se abrió por fin. Llegó.

Al abrir la puerta, allí estaba:
echando una brisca con el dragón,
tan feliz, tan tranquila.
Que no, que nadie le había llamado,
que se marchara y 
dejase a las mujeres en paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario