viernes, 25 de agosto de 2017

[Drəkærys]

Qué bonito sería tener por mascota un bello dragón,
que escupiera llamas bajo mis órdenes.

Qué bonito sería poder desintegrar en un pestañeo
a todos los imbéciles que me rodean.

Qué bonito sería planear sobre la Barceloneta,
cuando el calor aprieta y sólo volar nos hace libres.

Qué bonito sería abrazarle, sentir su calor, sus escamas,
como las estrías que rodean mi pecho.

Qué bonito sería volver al origen, al fuego azul,
que aniquila la materia y le devuelve significado. 

1 comentario: